web
Buscar...

Julieta Venegas
"Ahora es mi turno"



1/7/2008

La cantante presenta su recién lanzado disco unplugged para MTV, y se desconecta para este show acústico, pero se conecta con distintos países, sonidos y amigos. "Soy desarraigada. Y arraigada", dice de corrido. Y no es contradicción.

David Ponce (en Ciudad de México)

Es una invitada profesional. En los últimos cuatro años ha hecho en promedio 6,75 colaboraciones anuales con otros cantantes internacionales, de modo que es posible oírla en "Eres para mí" junto a la chilena Anita Tijoux y pasar al instante siguiente al mundo de Miguel Bosé para verla cantar a dúo "Morena mía" con el hombre que se hace llamar Papito.

Pero esta noche es otra cosa. Es el 6 de marzo último en Ciudad de México y Julieta Venegas acaba de llegar a los estudios de televisión Churubusco en esta capital, para grabar su show unplugged con la cadena MTV. Hoy ella es la dueña de casa, y se lo toma en serio.

Los invitados oficiales son el productor Gustavo Santaolalla y la cantante pop mexicana Natalia Lafourcade. Pero aquí mismo entre el público se pasean, en espera de su turno para subir al escenario, otras figuras. La delgada y espigada rapera española Mala Rodríguez, por ejemplo; o la más espigada y estilizada brasileña Marisa Monte, mientras en el escenario la batuta está en manos de Jacques Morelenbaum, el eminente director brasileño que ha trabajado con Caetano Veloso y al que Venegas llamó para este concierto.

Julieta Venegas es una anfitriona profesional también. Por lo demás ha tenido tiempo para madurar esta idea. "Yo fui la que echó a andar la bola de este unplugged", reconoce más tarde, una vez terminado el concierto. "Y me llegó la respuesta de que (en MTV) les encantaba la idea. Y fue ¡yes! Era un buen momento, porque me encanta hacer una cosa más ambiciosa. Siempre he tenido el formato rock pop, y hacer algo así, cambiar de instrumentos, es genial".

-Tus invitados son muy distintos: un productor, una rapera, un director de orquesta, una cantautora brasileña. ¿Eso habla de ti también?
-Traigo las cosas que para mí tienen sentido musical, y no tiene que ver con si los conocen o no. Es más bien como a quién sueño invitar. A lo mejor tendría que ser otro approach, como "¿Quién es el (artista) del momento?"

-Bueno, también has hecho dúos con famosos, como con Miguel Bosé el año pasado.
-Sí, pero para nada están elegidos por eso, no se me antoja. Lo que se me antoja es con quién conecto.

-¿Fue como una preparación hacer todos esos duetos antes?
-Sí, ya colaboré con algunas personas, artistas muy padres y, ya pues, dije, "ahora es mi turno". Aquí entro.

La hija de la frontera

Son también tantos los lugares por donde se mueve Julieta Venegas, entre México, su país natal; Argentina; donde ha grabado sus últimos discos; España, donde va a menudo de gira, o Chile, el primer país de Sudamérica que visitó ya en 1998, que también cuesta seguir la pista de dónde está en este momento.

-En este momento, en México -sonríe-. Pero estoy de gira gran parte del año. Y me siento en casa en todas partes. Creo que soy un poco desarraigada. O arraigada. Voy a Santiago y me siento así, voy a Madrid y me siento así. Voy a Tijuana y ahí está mi familia. Está divertido.

-¿Muchas ciudades te dan muchas cosas distintas?
-Totalmente. Me da oportunidad de ser diferente, de aventurar. Porque en México siempre soy la misma persona, me visto igual, soy igual. Llego a Madrid y por alguna razón me pongo más coqueta o si es primavera me pongo de otro modo. Llego a Santiago y si es invierno me pongo de invierno. En Buenos Aires llego, llamo a la familia de Cachorro (López, uno de sus productores musicales), vamos a comer asado, me la paso comiendo carne todo el tiempo que estoy ahí y me voy de shopping como loca.

-Es más, en Internet uno encuentra dos lugares donde naciste, lo que es notable. Naciste en Long Beach, Estados Unidos, y naciste en Tijuana, México. ¿Tienes claro dónde fue?
-Tampoco estoy muy clara (se ríe). Pues es que estaba tan chiquita entonces que ni me acuerdo, ¿sabes?

-¿Entonces qué significan para ti Tijuana y Long Beach?
-Pues Long Beach nada, porque nunca lo vi. O sea, fui a tocar un par de veces y la verdad estuvo bastante bien el público. Y Tijuana, pues es mi tierra, yo ahí crecí, mi familia vive ahí. Pero nada, sí nací físicamente en Long Beach. Fue un nacimiento muy fronterizo, mis papás son mexicanos y tenían los papeles para que naciera en el otro lado, entonces para ellos era buenísima la opción de que yo pudiera elegir en un momento dado. Al final elegí irme a vivir a México.

-¿Fronteriza desde la cuna?
-Pues sí.

Sin vuelta atrás

Julieta Venegas iba a tocar en este concierto "Amores perros", la canción que hizo en 2000 para la película del director mexicano Alejandro González Iñárritu. Pero al final la dejó fuera. Era un poco muy oscura. Y por cierto tuvo harto más donde descartar, entre sus discos Aquí (1997), Bueninvento (2000), (2003) y Limón y sal (2006). Aun así tocó "De mis pasos", una canción de su primera época, cuando no era la cantante pop global de hoy, sino la compositora y pianista que llegó tocando acordeón al rock latino alternativo de los años 90.

-¿Cómo es tocar tus canciones del '97 ahora, por lo distintas que son, más llenas de letras, de acordes? ¿Puedes ver en qué has cambiado?
-Pues la verdad es que sí, en mi manera de escribir sí lo siento y a la vez me gusta. Por eso también "De mis pasos" creo que la cambié bastante, porque se trataba de mantener la esencia de la canción. Un amigo me dijo "pero cómo, ¿no le vas a meter el acordeón?". Y es justo lo que no quería. No quiero tener que cantar una canción con un mismo instrumento para toda la vida. Era eso, jugar, intercambiar.

-Hay gente que echa de menos tus discos tristes, como los primeros. ¿Alguna esperanza de hacer canciones así de nuevo?
-Ah, ja ja (se ríe: no parece muy triste en realidad). Pues cuando pierda a mi novio, cuando pase algo terrible, no sé... De hecho, justo cuando estaba armando el unplugged me di cuenta de que las canciones nuevas que hice todas iban para arriba. O sea, no lo puedo evitar, estoy en ese mood.

-Una de las nuevas canciones habla de tener un hijo, incluso.
-De que nace un hijo, sí. Y yo pensaba que jamás iba a escribir una canción así, te lo juro (está inspirada en el hijo recién nacido de una amiga, según acaba de explicar antes en el concierto). Es que se me hace bonito. De hecho, hice algunas canciones y acabé sacando las que son tristes, o raras, o tal vez un poco más dark. Más oscuras, pues, por los sentimientos que transmiten. Cuando me puse a elegir, las que quise fueron las otras".

-¿Tal vez no es una etapa que vaya a pasar?
-Más que nada es cómo crezco, cómo puedo expandir ese sentimiento para contar diferentes cosas con él. Ahora cuando escucho "De mi pasos" o "Amores perros" siento que en ese momento era muy buena para escribir canciones así, pero que no sabía hablar de otra manera. Ahora más bien elijo hablar de otra forma. A lo mejor en otro momento, por elección, vuelvo a contar cosas como ésas también. Pero cuando me dicen "Haz lo que hacías antes" es como pedirme que actúe como actuaba hace diez años. No puedes ser lo que eras antes.




 

 

 
Poder de mujer:
Julieta, Marisa, Natalia y la Mala

En MTV Unplugged, Julieta Venegas presenta tanto adaptaciones de varios de sus éxitos previos del tipo de "Eres para mí" o "De mis pasos" como cuatro canciones nuevas: "El presente", "Algún día", "Mira la vida" e "Ilusión".

Durante la presentación, Venegas integra instrumentos habituales del rock y el pop con otros como la tuba, el clarinete, el xilófono, la flauta y un cuarteto de cuerdas. Entre sus acompañantes están el productor argentino Gustavo Santaolalla, dos veces ganador del Oscar, el joven músico mexicano Juan Carlos Son, el maestro mexicano Jacques Morelenbaum con su respaldo en arreglos y dirección, y tres invitadas: la cantante y autora brasileña Marisa Monte, la rapera española Mala Rodríguez y la cantante pop mexicana Natalia Lafourcade (en ese orden en las imágenes), que cantan, riman y tocan con ella en diversas canciones.

Venegas hoy: ''El presente'' es el nuevo single radial que la cantante mexicana grabó en su disco unplugged.
Foto: Sony BMG.

El show acústico de la cantante fue estrenado el pasado 5 de junio por MTV, y esta semana aparece en Chile el CD con DVD incluido del concierto.
Foto: Sony BMG.

En vivo: Julieta Venegas se presentará en nuestro país el próximo 13 de agosto, con un concierto en el Espacio Riesco de la capital.
Foto: Sony BMG.


SUS PASOS EN CHILE

1998. En enero viene por primera vez y toca con Los Tres en la Sala SCD Bellavista. Público: cien personas.
Foto: Carla Pinilla.

2001. El 18 de abril vuelve tras la difusión de su disco ''Bueninvento'' (2000) en el circuito alternativo con la canción ''Sería feliz'', y toca en el Teatro Oriente con Lucybell. Público: 800 personas.
Foto: Claudio Vera.

2003. El 5 de septiembre canta a dúo con Anita Tijoux en el tributo a Salvador Allende celebrado en el Estadio Nacional (y también graban juntas la canción de la película Subterra). Público: 47 mil personas.
Foto: Claudio Vera.

2004. El 30 de abril, tras el éxito declarado de su tercer disco, ''Sí'' (2003), repleta el Teatro Providencia con mucho actor de teleserie entre el público. Público: mil cien personas.
Foto: Cristián Soto.

2004. El 6 de noviembre, antes de terminar el año, vuelve al Estadio Víctor Jara también colmado de público, con gran presencia de niñas pequeñas en la audiencia. Público: cuatro mil personas.
Foto: Héctor Retamal.

2005. El 20 de febrero llega al Festival de Viña y se gana una antorcha de plata. Público: quince mil personas y millones de televidentes.
Foto: Gonzalo López.

2007. El 19 de mayo Julieta Venegas presenta el disco ''Limón y sal'' en el Teatro Caupolicán. Se junta con Gepe y Javiera Mena, la telonea Francisca Valenzuela y canta a dúo con Anita Tijoux. Público: cinco mil personas.
Foto: Harold Castillo.

Déjanos tu comentario

Términos y Condiciones de los Servicios
© 2011 Empresa El Mercurio S.A.P.